inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 23 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
20/10/2017 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos   1 voto
Decenas de vecinos de Bravo Murillo protestan ante la falta de soluciones en la conocida como "plaza sin ley"
Los residentes de Bravo Murillo, 297, se concentraron para reclamar al Gobierno de Ahora Madrid una solución frente al limbo legal en el que se encuentra su plaza, privada pero de uso público, y que registra serios problemas de seguridad y convivencia en el barrio.

A la altura de la calle Bravo Murillo 297 se ubica la denominada por los vecinos de la zona como la “plaza sin ley”, un espacio privado pero de uso público que se ha convertido en un verdadero quebradero de cabeza para los residentes, que tienen que lidiar en su día a día con problemas de seguridad y convivencia debido al atolladero en el que se ha convertido el espacio por el tráfico, los vehículos en doble fila y las zonas de carga y descarga. Hace cuatro años, el vecindario comenzó a buscar soluciones a esta problemática, sin embargo, la falta de compromiso por parte de la Administración local y el actual Ejecutivo de Ahora Madrid ha impedido revertir la situación.

Es por ello que los vecinos, cansados de que no se lleven a efecto medidas encaminadas a atajar la problemática, ayer, jueves 19 de octubre, tuvo lugar una concentración en la citada plaza de Bravo Murillo, donde asistieron decenas de personas que protestaron frente a la inacción del Gobierno municipal y la dejadez de la concejal presidenta del distrito de Tetuán, Montserrat Galcerán. En la manifestación se pudieron observar pancartas en las que se podía leer ‘Calvo solución!!’ -aludiendo al edil del área de Urbanismo en el Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo- o ‘Galcerán, entérate ya!!’.

Asimismo, en la fachada de uno de los edificios aledaños a la plaza también se dispuso de un cartel con rótulos similares a las pancartas. En éste se reclamaba a la concejal presidenta de Tetuán que no dejase de lado al barrio, exigiendo también una solución inmediata. 

Al acto acudió el grupo municipal de Ciudadanos (Cs), asistiendo la propia portavoz de la formación en el consistorio, Begoña Villacís, quien habló con los manifestantes y hacerse eco de las necesidades de éstos. Y es que fue precisamente el partido naranja quien sentó al equipo de Gobierno de Carmena con los vecinos afectados para intentar llegar a una solución. En esta línea, Cs elevó al Pleno de la Junta municipal una iniciativa para regularizar la situación en Bravo Murillo 297; una propuesta que fue aprobada con los votos a favor de Cs, PSOE y PP, y la abstención de Ahora Madrid. Meses después, los residentes exigen que lo aprobado por la corporación municipal se cumpla. 

“Nosotros no venimos a dar muchas propuestas para la paz en el mundo, pero sí para problemas como el de Bravo Murillo”, señalaba la portavoz de Cs, quien subrayaba el espacio debía “ser para los vecinos, que son los que la pagan; también para las ambulancias y para las familias que quieren recoger a sus mayores. Para quien quiere tener una vida normal”. 

 

12.000 euros al año para una plaza que se encuentra en un limbo legal

El presidente de la comunidad de vecinos informó a El Distrito sobre la situación administrativa en la que se encuentra la plaza. “Estaba concebida como una zona peatonal, sin embargo, eso se obvió con los años y ahora está fuera de ordenación”. En este sentido, los vecinos han propuesto que se proceda a peatonalizar el espacio y evitar de esta manera el aparcamiento de los vehículos, los coches en doble fila y el “caos” que padecen los residentes. 

“Hablamos con el concejal de Urbanismo y entre las soluciones rápidas y viables está la de la peatonalización”. Así, se evitarían los problemas de seguridad que acompañan a la situación actual en la que se encuentra la plaza, ya que en más de una ocasión, los servicios de emergencia -bomberos, ambulancias o policía- no han podido acceder al recinto, con el riesgo que ello comporta. 

Una injusta situación que viven los vecinos, que religiosamente mantienen y conservan el espacio, privado pero de uso público que supone un gasto anual de 12.000 euros, según ha podido conocer Cs. Es más, hace unos años, la propia comunidad dispuso -y costeó- barreras y un servicio de seguridad para poner fin al “caos” de la plaza. Según explica el presidente de la comunidad, desde el Ayuntamiento se permitió la actuación por silencio administrativo; sin embargo, ante las amenazas de sanciones -mediante multas- las barreras tuvieron que ser retiradas. 

De nuevo los vecinos salen a la carga y reclaman una solución a la concejal presidenta. Por su parte, Villacís, además de recordar al Gobierno lo acordado en el Pleno, ha indicado que “van a perseguir a Ahora Madrid para que actúe ya, porque fallan al dar soluciones, no saben gestionar. Mucho hablar pero cuando se trata de solucionar los problemas no saben”.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic