inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 18 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
03/08/2017 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos5 puntos   2 votos
Diario de un zamorano de festivales: El motín ‘sounder’
Sucesos.- Cientos de jóvenes se cuelan en avalancha en el Arenal, cerrado por exceso de aforo.

Mierda. He vuelto a escribir un titular de teletipo. En el Arenal Sound y en mi vigésimo día de vacaciones. Manda huevos. Lo ocurrido ayer en el festival de Burriana es más propio de la crónica sucesera que de la musical. Todos los años, la organización del festival sólo abre durante los dos primeros días una parte del recinto, ya que sólo programan actuaciones en uno de los escenarios; este año el llamado Thunder Bitch, el de la playa. Entienden que al no tratarse de los cabezas de cartel no se llenará el recinto. Pero en esta ocasión erraron. Las actuaciones programadas anoche eran más que atractivas para este tipo de público.

Los alicantinos Varry Brava, que ya tocaron el pasado fin de semana en el Low, comenzaron a animar la noche con sus tarateados temas. Un público rendido los aclamó tanto que la banda reconoció –supongo que no lo harán en todos los sitios- que había sido la afición más entregada de este año. El clímax llegó con Las Bistec, el dúo femenino de letras absurdas y performances petardas. “Somos unas mamarrachas”, reconocieron en el escenario playero tras cantar sus archiconocidos himnos “dórica, dórica, jónica, jónica, corintia, corintia, corintia”, “perrea como Laika” y “capitalistas, chococentristas”, su tema más famoso en el que critican a las señoras bien y al PP. Por eso a nadie extraño cuando mandaron a la mierda a Mariano Rajoy y a su gobierno “abyecto”. También reivindicaron el coño, los afters y lanzaron cigarros al público, algo insólito en un festival en el que era imposible comprar un paquete de tabaco a tres kilómetros a la redonda.
 

Las Bistec dejaron el pabellón muy alto a Dulceida, una conocida ‘youtuber’ que he de reconocer que hasta hace una semana desconocía que era DJ. Bueno, o que pretende serlo. Tras Paquirrín, cualquiera puede ser un discjocker. Alguien que sabe de música electrónica te prepara unos temas chulos para un público veinteañero estándar y tú sólo tienes que dar a una tecla y decir cualquier chorrada para animar el cotarro, que es lo que hizo esta chica. Menuda forma de monetizar ser ‘influencer’. Pero en fin, no había otra cosa y la gente se concentró allí. Tanto que ya había verdaderos problemas para moverse. Por eso, poco después de las 2:00 de la madrugada, la organización decidió llamar a la Guardia Civil -que en ocasiones patrulló por la zona con metralletas más grandes que el ego de Belén Esteban- y cerrar los accesos por problemas de aforo

Lógicamente, los ánimos comenzaron a calentarse entre el gentío que poco a poco iba acumulándose en las vallas de la entrada, en una primera línea de control a 30 metros de los torniquetes. La peña empezó a pedir que le devolvieran el dinero, a cagarse en el festival o a cantar “puto Arenal, puto Arenal”. El ambiente estaba muy encendido y ni Jon ni Guillermo -dos vascos que comparten casa conmigo en Burriana- pudieron contener a los amotinados con sus modosas a la par que sarcásticas consignas propias de la JMJ: “Dejadnos entrar, aunque sea un poquito, por favor”, “No digáis hijos de puta, sino de fruta” o “No nos gusta esta situación”. 

Algunos cafres intentaron tirar las vallas y algún vigilante llegó a sacar las porras, un tic mordaza que no gustó. Como la revolución será femenina o no será, dos chichas fueron las primeras que con las manos en alto burlaron las defensas y caminaron hacia los tornos haciendo frente a la treintena de agentes, entre seguratas y guardias civiles. Poco a poco fue entrando más gente hasta que, empoderados por la masa, decenas de ellos cruzaron a la carrera los accesos. Vamos, ni la toma de la Bastilla, jaja

La organización respondía a la revuelta anulando las actuaciones del DJ The Tripletz, que era el verdadero plato fuerte de la noche para los ‘sounders’, junto a Areces y Aníbal DJ Set, la parte maquinera de ‘Ojete Calor’, actuaciones que ubicarán otro día. De Wally López a las 6 ya ni hablamos, pese al rumor de que iba a tocar en el escenario grande. El festival explicó las cancelaciones como “problemas técnicos” por no hablar de evitar riesgos ante nuevas avalanchas por sobreaforo.

Así que los que quisieron entrar tuvieron que salir ante la falta de música hacia los chiringuitos de la playa. Ay los chiringuitos nocturnos, esos antros al aire libre en el que se mezcla la música atronadora más pachanga con las borracheras, los chungos y la droga, mucha droga, amigos. No tanta como en el Iboga, pero lo suficiente para encontrarse antes a un camello que a un licenciado en algo. En la parte de la playa estaban los más románticos, calentando los motores para la gran experiencia juvenil de practicar sexo cerdo y sin apenas luz en una tienda de campaña, una experiencia por la que hay que pasar más de una vez en la vida.

En fin, pese a las cancelaciones de ayer, el Arenal Sound ha arrancado con enorme éxito en sus actuaciones. Todo hay que decirlo. El martes los Coast y los polémicos Sexy Zebras llenaron el escenario de la playa ante un público entregado a sus letras llenas de -repetimos- sexo y drogas. Tras la actuación mejorable de Belaroid, el DJ Sandro Ávila levantó, ni más ni menos que a las 6 de la mañana, a varios miles de personas de la arena. El cada vez más reconocido pinchadiscos sorprendió a propios y extraños con un sorpresa compatible, según dijo, con ser “votante de Podemos”. Ni más ni menos que Willy Bárcenas y el chico ese que es nieto del encarcelado Gerardo Díaz Ferrán -los dos miembros del grupo Taburet--, subieron a la pista a cantar algo de su repertorio filopijo. Menudo cierre de día tan macarra, ni a Sergio de Ep le hubiera gustado. 

Hoy jueves por fin abre el recinto completo del Arenal, con los dos escenarios grandes al 100 por 100. Neuman, Miss Caffeína, Lory Meyer, Bastille y Martín Garrix prometen partir la pana. Por si pasa algo, seguiremos informando. Última hora: The Tripletz tocará a la 1:55 horas en el escenario de la marca de ron. 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic