inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 25 de noviembre de 2017
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
08/09/2016 - Julio de la Fuente / @juliodirecto Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Cartel Diana Quer. / SOS Desaparecidos
La desaparición "inquietante" de Diana Quer

En España se denuncian cada año unas 13.000 desapariciones sólo en las comisarías de Policía Nacional, según reveló su director general en el Senado hace ya tres años. La mayoría se trata de personas muy jóvenes y la mayoría se resuelven entre las 24 y las 48 horas. Pasado ese margen es mucho más difícil encontrar a la persona, una evidencia que se afanan en señalar todos los expertos.  Y es que con el tiempo todo se complica, entrando en juego la desesperación, las contradicciones y las cábalas de las personas allegadas, vecinos y conocidos.

Si a esto le añadimos el ingrediente del interés mediático continuado, por tratarse de un caso en el que se mezclan secretos y desavenencias de una familia bien y conocida en la zona, tenemos el paradigma de una 'desaparición mediática inquietante'. Y el claro ejemplo de ello está siendo el caso de Diana Quer, la madrileña de 18 años perdida en La Coruña desde el pasado 22 de agosto.

La Guardia Civil sigue sin descartar ninguna hipótesis. Por razón de su causa, las desapariciones pueden ser voluntarias (intencionadas o fugas por reclamación policial), forzosas (en las que hay un móvil criminal como un homicidio o secuestro) y las de 'sin causa aparente'. Los agentes  +no ven apenas posibilidad a la primera opción, ya que con tanto despliegue de todo tipo es muy extraño que a estas alturas Diana no haya dado señales de vida, siendo además mayor de edad.

La segunda hipótesis es más probable pero también más inquietante. Si fue raptada –las investigaciones apuntan que la madrugada de la desaparición subió a un coche después de cambiarse de ropa en su casa-- para pedir un rescate monetario, habida cuenta que los madres tienen una posición económica muy acomodada, es extraño que los captores no se hayan puesto ya en contacto con la familia. A no ser que el móvil fuera sexual o de otro tipo, y el rapto acabara en homicido y ocultamiento de cadáver. Esa es una opción que ninguno queremos pensar, pero que también está, como no puede ser de otro modo, encima de la mesa de los investigadores.

La Guardia Civil tampoco descarta que el caso de la joven Quer se englobe en las llamadas 'desapariciones sin causa aparente', que son las más complejas de resolver porque suelen contar con elementos ocultos en la relaciones de la víctima, la llegada de acosadores fortuitos o la presencia personas del círculo más cercano de la joven con motivaciones insospechadas o increíbles para el común de los mortales, entre otros factores.

Ahora es el momento de los agentes y de los expertos. Mientras todos comentamos el último detalle de la desaparición, ellos buscan elementos con los que podría haberse topado la joven. Igualmente, analizan las conductas y reacciones atípicas con su familia, amigos y compañeros; pequeños detalles de sus últimos días que hayan resultado extraños. Es lo que se llama en Criminología la 'autopsia psicológica' del investigado: adentrarse en sus implicaciones afectivas, sociales y económicas para conocer el móvil de la desaparición y poder así encontrarle a tiempo.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic